Seleccionar página

¿Cómo son las cervezas Stout?

Probablemente hayas oído hablar de ellas, ¡y más si tienes controladas nuestras cervezas!

Sus orígenes

Las cervezas Stout poseen una alta fermentación  y por eso, básicamente, se utilizaban para lo que os contamos a continuación.

Tienen su origen en Inglaterra, durante la revolución industrial. En esa época la utilizaban como una bebida nutritiva que daba energía a los trabajadores y la llamaban Porter. El nombre viene por los “porteadores o repartidores” que la consumían, haciéndola al tiempo famosa entre el resto de habitantes.

Con el tiempo, y debido al gusto de la gente y a las necesidades, comenzaron a hacerla más fuerte aún y robusta. Empezaron a denominarla “Stout Porter” y finalmente se quedó únicamente con Stout.

Entonces, ¿son las cervezas Stout y Porter lo mismo?

Realmente, y aunque al principio eran una misma cerveza, hablamos de tipos diferentes.

La cerveza Stout tiene más cuerpo y su color es mucho más oscuro, casi negro. Además, el sabor es intenso, dulce y con notas tostadas. Este dulzor es causa de las maltas caramelizadas, las cuales también aportan un potente final amargo. Los amantes de esta cerveza aprecian su densa espuma asegurando que casi se puede tomar a cucharadas.

Nuestra Cerveza Origen Stout

Con una graduación de 6,5% de alcohol, se trata de una cerveza con cuerpo, con una espuma densa y tostada con unas claras notas a chocolate y café. La recomendamos tomar sola o acompañada de un buen chocolate y entre unos 8-10 grados centígrados.

Si aún no la has probado puedes hacerte con ella visitando la tienda online de nuestra web. ¡Os dejamos el enlace!

Origen Stout – 12 uds.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies